¿Qué es una letra de cambio?

La letra de cambio es un documento mercantil por el que una persona, librador, ordena a otra, librado, el pago de una determinada cantidad de dinero, en una fecha determinada de vencimiento. Hasta ahora pareciera que no hay demasiadas diferencias con otro instrumento bancario como el cheque. Sin embargo, debemos resaltar que no son lo mismo. A continuación veremos cómo se constituye una letra de cambio y cuales son las diferencias sustanciales que tienen con el cheque como medio de pago/cobro.

¿Cómo se constituye una letra de cambio?

Para poder comprender cómo funciona la emisión y circulación de una letra de cambio, primero debemos tener en cuenta quienes son las personas que intervienen en el proceso:

  • El librador: Es la persona que emite la letra de cambio a favor del deudor o librado que la acepte y se haga cargo del pago del importe de la misma.
  • El librado: Es el deudor, quien debe pagar la letra de cambio cuando llegue la fecha indicada o de vencimiento. El librado puede aceptar o no la orden de pago dada por el librador y en caso de que la acepte, quedará obligado a efectuarlo. En este caso al librado se le denominará aceptante.
  • El tomador, portador, tenedor o beneficiario: Es la persona que tiene en su poder la letra de cambio y es el beneficiario a quien se le debe abonar.

También pueden intervenir en la circulación de la letra las siguientes personas:

  • El endosante: Es el que endosa una letra o la transmite a un tercero.
  • El endosatario: Es aquel en cuyo favor se endosa la letra (el que recibe la letra)
  • El avalista: Es la persona que garantiza el pago de la letra.

Vale destacar que la letra de cambio consiste, por lo tanto, en una orden escrita impulsada por un sujeto para que otro individuo pague una cierta cantidad de dinero a un tercero en un plazo a establecer. Cuando el librado firma la letra de cambio, se está comprometiendo a pagar y adquiere una obligación. A partir de ese momento, el librado se convierte en aceptante y por lo tanto, está obligado al pago de la letra de cambio.

Si el librado acepta la letra de cambio pero no la paga, pasado un plazo prudente se puede recurrir a realizar un acta de protesto.

letra de cambio

¿Que diferencias hay entre una letra de cambio y un cheque?

Como ya vimos, hay términos como endosante o protesto que ya conocemos de la operatoria con cheques. Tanto el cheque como la letra de cambio son títulos valores de contenido crediticio, pero que tienen unas características que los diferencian el uno del otro:

  • Los cheques sólo pueden ser expedidos en formularios impresos de cheques o chequeras, mientras que la letra de cambio no requiere de formularios especiales, esta puede ser hecha en cualquier documento privado.
  • En el cheque, el protesto es siempre obligatorio que se realice, mientras que en la letra de cambio solo se debe hacer protesto cuando cualquier tenedor o el creador de la letra hayan insertado la cláusula “con protesto”.
  • Por lo general el cheque se utiliza como una forma de pago más cotidiano, mientras que la utilización de la letra de cambio se da como garantía a un préstamo.
  • En el cheque el librador tiene que tener cuenta corriente en el banco librado, mientras que en la letra de cambio este requisito no existe. En el cheque el librado siempre será un banco.
  • El cheque siempre es pagadero a la vista, mientras que la letra de cambio tiene varias formas de vencimiento, puede ser a la vista, a un día cierto sea determinado o no, con vencimientos ciertos sucesivos y a un día cierto después de la fecha o de la vista.
  • Por último en la letra de cambio se pueden estipular intereses, mientras que el cheque no se estipulan intereses.

Esperamos que este artículo haya sido de su interés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario