¿Tienen una fecha límite de cobro los cheques?

Los cheques tienen un tiempo para ser cobrados. La finalidad de que tengan un plazo de vigencia está dada básicamente para que quien los emite tenga cierta previsión de los fondos que puede llegar a necesitar tener depositados en su cuenta. El plazo máximo para presentar un cheque para su pago es de 30 días contados desde su emisión y en el caso del Cheque de Pago Diferido desde que sea exigible su pago.

Pero, entonces si se pasan los 30 días ¿ya no podré cobrar mi cheque? ¿perdí mi dinero? Una vez pasada la fecha límite, si no depositamos nuestro cheque, este prescribe. Pero esto no significa que quien emitió el documento de pago deja de tener una deuda, simplemente vamos a tener que ver cómo reorganizamos el mismo. Por lo tanto, en principio la deuda que tenía no se pierde ni deja de existir por el hecho que el cheque como título valor haya perdido su eficacia.

Por otro lado, también es importante saber cómo podemos cobrarlos al momento o qué plazo tenemos si lo ingresamos en nuestra cuenta. Es por esta razón que si estamos urgidos de efectivo, es importante tener en cuenta qué plazos tenemos para cobrar los cheques, es decir, para conseguir hacernos con el dinero que representan.

Cuando hablamos de plazo podemos referirnos a distintos aspectos. El cheque puede ser cobrado por ventanilla, al instante, o bien ingresado en una cuenta:

  • Si la cuenta es del banco contra el que se ha emitido el cheque, el abono se hace al momento, con fecha de ese mismo día.
  • Si la cuenta es de un banco distinto, nos lo abonarán en firme, con disponibilidad, dos días hábiles después, pero generalmente se espera a hacerlo a las 5 de la tarde de ese segundo día, por lo que en la práctica son 3.

tiempo para cobrar un cheque

¿Por qué ese plazo de dos días?

El motivo es que nuestro banco debe presentarle ese cheque al banco del librado, que éste compruebe si hay fondos, y si es así que los abone.

La mecánica es idéntica con un cheque bancario, el emitido por un Banco y no por una empresa o particular, pero lo cierto es que, dada la confianza en su abono (se emiten contra una provisión de fondos), se suele permitir su disposición antes de esos 2/3 días, si bien la fecha valor sigue siendo la que es, y nos causaría un descubierto por valoración.

Por lo tanto, al momento de trabajar con cheques debemos tener en cuenta en materia de plazos que el título tiene validez durante 30 días desde su fecha de emisión y, al momento de cobrarlo, tenemos la opción de cobrarlo al instante por ventanilla o a las 48 hs si lo depositamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario