¿Qué es y para qué sirve un cheque cancelatorio?

Los cheques cancelatorios son un instrumento financiero que se volvieron a implementar a partir de fines del 2010 para evitar los robos al tener que sacar grandes cantidades de dinero del banco. Por lo tanto, es un medio para la cancelación de obligaciones de dar grandes sumas de dinero. A continuación veremos los detalles de cómo son y cómo se utilizan los cheques cancelatorios:

¿Qué particularidades tiene un cheque cancelatorio?

Según la información que brinda la página web de la asociación de bancos públicos y privados de la República Argentina, un cheque cancelatorio a diferencia de otras clases de cheques, se caracteriza porque son emitidos únicamente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), quien los entrega a los bancos en consignación a medida que las entidades registran pedidos del público.

Otra característica identificatoria de los cheques cancelatorios es que tienen una validez de 30 días corridos desde la fecha que figura en el documento, y pueden tener hasta dos endosos para las personas físicas.

Además, tienen la particularidad de ser un instrumento bimonetario, ya que pueden ser reclamados al banco en pesos o en dólares según lo prefiera su legítimo tenedor.

En cuanto al diseño, los cheques cancelatorios tienen como figura principal a la imagen de la “República“, representada por la clásica imagen de una mujer con su gorro frigio, símbolo internacional de la libertad y el republicanismo.

En el frente de los cheques podemos ver que se presentan los números y series con dos tipos de impresión (tipográfica y láser). Además, se pueden observar dos bandas tramadas sobre las que pueden leerse las inscripciones “Cheque Cancelatorio” y “BCRA”. Las mismas enmarcan el cheque en la parte superior e inferior. Sobre el lateral derecho puede apreciarse claramente la imagen de “la República”. El fondo tramado le brinda soporte a los demás elementos gráficos.

En cuanto al dorso, el cheque respeta los espacios necesarios destinados a endosos y firmas, los cuales están impresos sobre un fondo tramado monocromático.

cheque cancelatorio

¿Cómo se utiliza un cheque cancelatorio?

Si necesitamos trabajar con un cheque cancelatorio, debemos tener presente que los bancos colocarán en el cheque  el importe y la clase de moneda, a solicitud del cliente, y percibirán de dicha persona el monto en la moneda en que se emita el instrumento. Por lo tanto, el cheque solamente es completado por la institución bancaria al cual se lo solicitamos.

Un dato importante a tener en cuenta es que los cheques cancelatorios emitidos en dólares sólo podrán ser usados para operaciones inmobiliarias. Además, quien solicite un cheque cancelatorio deberá tener una cuenta y la firma registrada en el banco donde presente la solicitud.

Como decíamos más arriba, los cheques cancelatorios sólo admitirán dos endosos, siendo  esta particularidad un beneficio únicamente para las personas físicas. Otro punto a favor para las personas físicas es que no estarán sujetos al impuesto al cheque y no serán alcanzados por el cobro de comisiones y de gastos de emisión y venta.

Mientras que las personas jurídicas no tendrán la misma suerte. Ellas estarán obligadas a depositar los cheques cancelatorios en sus cuentas como si fuera un cheque cruzado. Además, no podrán endosarlos y  pagarán el 1,2% del impuesto al crédito o al cheque.

Esperamos que esta información haya sido de su interés. No duden en contactarse por cualquier duda!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario