Los cheques financieros empezaron a usarse en el país a partir del 2001, año en el que el Banco Central lanzó esta herramienta apuntando a que las personas que no tienen cuenta corriente puedan cumplir con la obligación de pagar en efectivo las operaciones de más de 1.000 pesos.

¿Qué son y para qué sirven los cheques financieros?

En la Comunicación A 3249, el B.C.R.A. establece las características que tiene los cheques financieros:

“ 1.1. Podrán ser ofrecidos a sus clientes o al público en general por los bancos y demás entidades financieras.
1.2. Se tratará de un cheque común, emitido por los bancos y demás entidades financieras, con las modalidades admitidas para ese tipo de cheque.
1.3. El monto del cheque podrá ser cancelado mediante efectivo (por caja) por el solicitante, mediante transferencia a favor de la entidad emisora o a través de débito en cuenta si se tratara de clientes de la entidad.
1.4. El tenedor podrá depositarlo en cualquier entidad en cuyo caso será cursable por cámara contra la cuenta del banco o entidad financiera girada o cobrarlo en ventanilla en la sucursal girada con las limitaciones establecidas en el punto 2.1. de la Sección 2. de las normas sobre “Prevención de lavado de dinero y de otras actividades ilícitas”

En la práctica se trata de generalizar el uso de lo que en algún momento se conoció como “cheque de mostrador“: el banco le vende a los clientes que no tienen cuenta corriente un cheque de la entidad.

Debemos tener en cuenta que en el cheque financiero, el monto a incluir en el documento es libre, incluyendo incluso cifras que no sean redondas.

En cuanto a su uso, el cheque financiero podrá abonarse en efectivo a través de una cuenta bancaria y pueden utilizarse para cualquier operación: pagar servicios, sueldos, comprar una propiedad o un pasaje de avión. Por tratarse de un cheque común, el tenedor puede depositarlo o cobrarlo por ventanilla y admite un solo endoso.

El cheque financiero, ¿Es igual a un cheque cancelatorio?

Si bien tienen una función parecida, hay algunas diferencias que debemos tener en cuenta:

  • Un cheque cancelatorio solo es emitido por el B.C.R.A.
  • Tienen una validez de 30 días corridos desde la fecha que figura en el documento, y pueden tener hasta dos endosos para las personas físicas
  • Se emiten sólo por tres montos fijos: 5.000, 10.000 y 50.000 pesos

Si querés saber más sobre las diferencias que hay entre un cheque financiero y uno cancelatorio, te recomendamos leer “ Qué es y para qué sirve un cheque cancelatorio”.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda!