¿Cómo, donde y que es una chequera?

Una chequera es el talonario que extiende el banco al beneficiario de una cuenta corriente. Cada chequera puede tener cheques comunes o de pago diferido. Es importante tener en cuenta que cada una puede tener 25 o 50 cheques y cada uno de ellos debe contener explícitamente la denominación de “cheque” en el texto del título, el mandato de pagar una cantidad determinada, el lugar de pago que debe ser a través de un banco, el nombre de la persona que paga, que se conoce como librador, el nombre de la persona o empresa que recibe, la fecha y lugar de emisión y la firma del que expide el cheque.

Los cheques tienen una numeración personalizada, que permite identificar el número de cuenta en el que debe cargarse la cantidad a pagar y registrar el número de cheque al que pertenece la operación. Para saber más sobre cheques puede visitar nuestro artículo ¿Qué es un cheque?

¿Cómo pido mi chequera?

Dependiendo de la entidad con la que trabaje, puede solicitar su chequera vía internet o personalmente. Generalmente en con cada chequera recibida entre los cheques se encuentra una hoja extra donde se puede solicitar al banco más chequeras, allí se detallara la cantidad de chequeras requeridas y si son de cheques comunes o diferidos, Las chequeras no pueden ser retiradas por cualquier persona, únicamente puede autorizar su retiro el dueño de la cuenta. Dependiendo de la entidad, la entrega de las chequeras pueden tardar entre 72hs y 10 días.

Contabilidad de mi chequera

En la chequera, entre las primeras páginas vamos a encontrar unos renglones en blanco. Si no estamos acostumbrados a trabajar con cheques o si debemos dar varios juntos para fechas diferidas, es importante anotar en las hojas en blanco de la chequera (o en cualquier lugar que nos sea práctico) a quien entregamos los cheques, en qué fecha se van a cobrar y el valor de los mismos, así podremos tener una sana contabilidad de nuestra cuenta corriente y sabremos cuándo debemos tener efectivo acreditado para próximos pagos. Esto se debe a que todos los cheques tienen un plazo límite.
A todo momento evitar (sin excepción) la emisión de cheque en blanco.

Recaudos a tener en cuenta

Como decíamos, una chequera contiene varios cheques que son órdenes de pagos al banco, por lo tanto, es importante tener ciertos recaudos porque puede ser peligroso que caiga en manos de un desconocido. Es por esta razón que es importante no dejar cheques en blanco firmados y dejar la chequera resguardada en un lugar seguro. Así evitaremos tener que denunciar un cheque o la chequera entera por hurto o extravío.

Asímismo, el Banco Central tiene una “Central de Cheques Denunciados como Extraviados, Sustraídos o Adulterados”, esta nueva herramienta permite que cada vez que una persona recibe un cheque, pueda conocer si sobre éste pesa una denuncia de sustracción, extravío o adulteración. Para ello basta con ingresar en el sitio web del Banco Central y, en la opción Central de Información / Cheques Denunciados, elegir el nombre del banco de una lista desplegable e introducir el número del cheque.

Cada banco informa en la Central las denuncias recibidas por extravío y/o robo de cheques y chequeras, hayan sido o no entregados al cliente.

Este simple trámite permite que los usuarios puedan prevenirse y se nieguen a recibir un cheque denunciado, con lo cual también se evita la consumación de un delito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario