¡Necesito dinero! ¿Cuáles son mis opciones?

A todos nos pasa de vez en cuando que tenemos algunos gastos extras durante el mes y no nos alcanza con el sueldo para poder llegar a fin de mes. Si pasa de vez en cuando no hay problema, todos tenemos un amigo o un familiar que nos puede prestar algo de efectivo para salir adelante. Sin embargo, si necesitamos dinero y no queremos molestar a ningún conocido, siempre podemos optar por alguna de las siguientes opciones:

Préstamo personal:

Hoy en día es cada vez más simple poder pedir un préstamo personal, muchas instituciones tanto bancarias como distintas financieras otorgan los préstamos por internet haciendo que este trámite sea cada vez más rápido y sencillo.

Por lo general los préstamos personales son un tipo de préstamo que se suele utilizar para financiar una necesidad específica en un momento dado si no se tiene ahorrado dinero suficiente para hacer frente a ese gasto, como un coche, viajes, estudios en el extranjero o de postgrado, muebles, reformas, etc., y, generalmente, de un valor no muy alto. Los préstamos personales también son conocidos como préstamos al consumo. Por lo general no es necesario justificar demasiado en qué vamos a utilizar el dinero que recibimos.

La solicitud del préstamo conlleva el establecer un plazo de devolución del dinero prestado junto con los intereses y demás gastos incurridos en la operatoria. Si queremos ver cómo esto impactará en nuestra economía diaria podemos utilizar los simuladores de préstamos que tienen varias instituciones. Así podremos calcular nuestra cuota mensual.

Haciendo click Aquí podrán acceder al simulador de varios bancos del país para que hagan la prueba y vean cómo funciona. De esta forma podremos tener una visualización de cómo el préstamo va a impactar en nuestra economía.

 

 

 

¿Existen préstamos internacionales?

Préstamos con cheque personales:

 

Esta modalidad implica que quien necesita el dinero debe contar con una cuenta corriente y chequera a su nombre. En este caso lo que hace la financiera es adelantar el dinero necesitado contra la recepción de un cheque personal que cobrará posteriormente. Obviamente este cheque tiene incluido una tasa de interés que va a cobrar la financiera por su servicio de adelantar el dinero.

En estos casos, los préstamos se otorgan sin pedir garantías y con absoluta reserva. Esto se debe a que los cheques actúan como garantía de que se va a cobrar la plata prestada. En vez de cobrar una cuota mensual, el prestamista deposita y cobra los cheques.

Si están interesados en conocer más sobre el préstamo con cheque propios, los invitamos a leer la nota Préstamos con cheques: una nueva alternativa.

Estas son solo algunas opciones de como conseguir efectivo de forma rápida, dependiendo de las necesidades de cada uno pueden llegar a necesitar otras líneas crediticias u otros servicios de financiación.
Si quieren recibir más información o surgen dudas al respecto, por favor, no duden en contactarse con nosotros para poder asistirlos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario