¿Me conviene sacar un prestamos personal para inciar mi negocio?

Al iniciar un nuevo negocio pueden surgir muchas incertidumbres, ¿valdrá la pena? ¿me alcanzará para llegar a fin de mes? ¿Es necesario pedir un préstamo para empezar? todo esto dependerá muchas veces del tipo de negocio que queramos pone.

¿Para quién es el préstamo?

Antes de pedir un préstamo siempre es necesario hacer una evaluación de nuestra economía. Por ejemplo, hay muchos profesionales que quieren iniciar a ejercer sus profesiones ni bien recibidos. En estos casos, quizás hasta no contar con una cartera de clientes, no es recomendable pedir un préstamo. Una vez que tengamos asegurada cierta cantidad de ingresos por mes, podremos pensar en expandirnos, alquilar una oficina o cambiar los muebles pidiendo un préstamo personal.

En cambio, la situación es diferente si se trata de una persona con un oficio, donde la plata será utilizada en la compra de un capital de trabajo. En este caso, la herramienta o la máquina que estemos por comprar es la que nos va a generar el trabajo y los nuevos ingresos, por lo que es más recomendable en este caso pedir un préstamo, ya que se supone que el nuevo utensilio “se pagará solo” por el trabajo que genere.  

Por otro lado, también está el grupo de personas que dejan de ser trabajadores dependientes y no pasan a ser dueños de gigantes fábricas, sino que inician su camino a través de un modesto negocio, como ser quizá una despensa, o un carnicería de barrio ó un taller para autos. Para estas personas quizás solicitar un préstamo personal puede ser el puntapié que estén necesitando para empezar.

prestamos personal para iniciar mi negocio

¿Por qué pedir un préstamo personal?

Independientemente de cuáles son los motivos para emprender esta nueva aventura económica, el financiamiento externo es prácticamente indispensable en algún momento del desarrollo de su comercio, ya que los elementos (maquinaria, local comercial, instrumentos, etc.) para abrir y mantener funcional un negocio son caros. Es en esta situación donde entran en juego los bancos e instituciones financieras.

 En este sentido, si bien existen líneas específicas de préstamos para PYMES como las que ofrece el Banco Nación, estos pueden requerir de mayor documentación que un préstamo del tipo personal. En características generales los préstamos personales son de plazos de devolución cortos, que van desde el año hasta los cinco, se otorgan muy fácilmente y pueden ser de montos muy variados, que dependen básicamente de los ingresos demostrados que dispone quien lo solicita, que pueden ir desde un monto mínimo de mil pesos hasta los 300 o 500 mil pesos dependiendo de la entidad con la que se trabaje.

Además, podemos encontrar las tasas de interés tanto fijas como variables (esto depende de la entidad financiera que lo ofrece) que suelen rondar los 24%. Además el sistema de amortización utilizado generalmente es el francés y la relación final existente entre los ingresos demostrados y el valor de la cuota no debe superar un porcentaje cercano al 40%.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario