¿Manejás cheques en tu negocio? Repasar algunos conceptos básicos

El cheque es un instrumento de pago muy utilizado en el comercio. Por ello, es importante que el empresario y administrador pyme manejen con soltura los conceptos jurídicos más relevantes sobre estos títulos para evitar errores que pueden ser causantes de rechazos o multas. Así que si utilizas cheques en tu negocio, te invitamos a repasar algunos conceptos básicos puede ayudarte a entender mejor este medio de pago.

¿Qué es un cheque?

El cheque es una orden de pago librada por una persona física o jurídica a un banco, con el que mantiene una cuenta corriente, para que éste último pague una suma expresada en el documento, a quien tenga derecho a cobrarlo. El librador es quien emite el cheque y el portador legitimado es quien tiene derecho de cobro.
El cheque puede ser común, a cobrar en 30 días desde la fecha de creación del cheque o bien puede ser diferido el momento de su pago a una fecha comprendida dentro de un plazo de 365 días desde su creación.

En cuanto a la cobranza, el cheque puede ser depositado en una cuenta si esta cruzado o cobrarse por ventanilla (si no esta cruzado). Cuando el cheque para negocios es extendido a una persona determinada, ésta puede endosarlo a un tercero, transmitiendo el derecho a cobrarlo. El cheque común admite un solo endoso, en tanto el cheque de pago diferido puede ser endosado dos veces. El cheque también puede ser dado en blanco, es decir, sin la mención de la persona a favor de quien se libra. La operatoria en este caso es que quien recibe el título, lo puede llenar con su nombre, percibir su importe o endosarlo, o llenarlo con el nombre de un tercero.
Es común en el ámbito comercial, necesitar adelantar fondos o cobranzas para cubrir el pago de otras responsabilidades. En este sentido, los cheques para negocios pueden ser vendidos para poder adelantar la cobranza de los fondos a cambio de pagar una comisión. Si te interesa esta operatoria no dudes en contactarte con nosotros aquí!

cheques en tu negocio

Aspectos jurídicos de los cheques:

Quien endosa un cheque es siempre garante de su pago frente a la persona que lo recibe. El único modo de evitar esta responsabilidad es prohibiendo un nuevo endoso, insertando las palabras “no endosable”. Asimismo, quien libra un cheque o lo endosa puede garantizar su pago con el “aval” de un tercero. Este será también responsable por su pago, y debe firmar el documento, consignando la frase “por aval”.
El cheque puede ser rechazado por el Banco cuando el librador (el que creó el cheque) no tiene fondos suficientes para atender al pago o autorización para girar en descubierto. También puede ser rechazado por deficiencias formales (p.ej. cuando el librador se halla inhabilitado). Quien presentó el cheque tiene el plazo de un (1) año para iniciar un juicio ejecutivo, a fin de cobrar el valor del documento.
Además, el B.C.R.A. cobrará una multa del 4% del valor del cheque con un mínimo de $100 y un máximo de $50.000. El importe de la multa puede reducirse a la mitad si se consigue recuperar el cheque.
No dudes en contactarnos si tenés alguna duda con la operatoria de los cheques para negocios!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario