Usar cheques no es una ciencia pero tiene sus “tejes y manejes” que debés conocer si no querés tener inconvenientes con tu banco y con los beneficiarios. Así que aquí abordaremos algunos de los errores más usuales al momento de utilizar un cheque bancario:

  • Letra ilegible: Cuando completes un cheque asegúrate de hacer la letra lo más clara posible. Porque cualquier palabra o número que se preste a confusión o que no sea claro será motivo suficiente para que el banco rechace el cheque por motivos formales.
  • Cantidad de endosos: Recorda que los cheques comunes aceptan un endoso más la firma de quien lo va a cobrar y los diferidos hasta dos endosos más la firma de quien lo va a depositar como el caso anterior. Si el cheque tiene más firmas en el dorso de las correspondientes o si las firmas no son consecutivas vas camino a que te rechacen el cheque y te quedes sin cobrar. Si querés repasar cómo se hace un endoso, te recomendamos que leas el artículo “¿Qué significa endosar un cheque?
  • Querer cobrar por ventanilla un cheque cruzado: Aquí hay un error de conceptos. Los cheques que tiene una doble línea en la parte superior izquierda son cheques cruzados. Por lo tanto, quien quiere cobrarlos deberá depositarlos en una cuenta bancaria. No podrá recibir el dinero por ventanilla.
  • Cheques no a la orden: Presta atención si recibis un cheque NO A LA ORDEN. Cuando el cheque tiene dicha cláusula y está dirigido a una persona con nombre y apellido, sólo puede ser depositado por esa persona y no puede ser endosado a terceros. Así que tené cuidado si te quieren pagar con un cheque No a la orden que está endosado.
  • Vigencia: un cheque bancario tiene una vigencia de 30 días desde la fecha de pago fijada. Por lo tanto tenés ese plazo para cobrarlo. Tené en cuenta, que si lo depositas pasada la fecha, no lo vas a poder cobrar porque es como si estuviera vencido. Tampoco podés depositarlo antes de fecha.

¿Se puede salvar un cheque con un error?

Si se presentaran errores al completar los datos en un cheque, no es necesario cancelarlo ya que existen ciertas soluciones para corregirlo, dependiendo el error.

Si el error es porque la fecha fue mal detallada o por falta de ortografía, se deberá escribir en el dorso la aclaración de esta forma: “digo…”, seguido del dato que se quiere corregir y agregando la firma debajo.

Un ejemplo sería, si escribimos mal la fecha de cobranza, podemos corregirla en el dorso. Si pusimos 05 de mayo de 2017 pero en realidad quería poner año 2018 será necesario agregar en el dorso del cheque la leyenda “digo 05 de mayo de 2018” para evitar confusiones. No hay que olvidar que la firma del emisor sí o sí debe estar debajo autorizando ese cambio.

Por otro lado, recomendamos ser sumamente cautelosos a la hora de llenar todos los espacios del cheque y prestar atención a que el monto escrito en letras sea el mismo al expresado en números ya que este es un error que no se puede solucionar. Si existe diferencia entre ellos, el banco podrá elegir no pagar el monto y cancelar el cheque o pagar el monto que esté señalado en letras, no en números. Es decir, si los números dicen $30.000 pero la parte escrita indica “veinte mil pesos”, el banco está habilitado a pagar sólo los 20 mil pesos.
Tene en cuenta de no cometer ninguno de estos errores si no querés que el banco rechace un cheque y, lo que es peor, te quedes sin cobrar!