Todo sobre el iva: Cómo funciona el IVA y cuándo inscribirse

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) es el impuesto que más dinero genera para el Estado. Su característica principal es que lo paga toda persona que compra algún bien o servicio.
Las alícuotas, es decir el porcentaje que se calcula sobre el precio base, varían según el tipo de producto o servicio:

  • hay productos exentos, como los libros y los medicamentos, sobre los que no se recarga impuesto;
  • hay productos con alícuotas de 10,5%, como los electrónicos y las frutas y verduras;
    Sin embargo, para la mayoría de los productos la tasa general es de 21%;
  • en algunos casos alcanza 27%, como en las telecomunicaciones.

Este impuesto está normado por el Decreto 27-92 del Congreso de la República y sus reformas. Las modificaciones más recientes se encuentran en los Decretos 04-2012 y 10-2012 Ley Antievasión II y Ley de Actualización Tributaria, respectivamente.
Conocer quién debe pagarlo, cómo, cuándo y dónde nos ayuda a mantener orden en nuestras cuentas, a la vez que colaboramos para que el Estado cuente con los recursos que necesita para cumplir con su misión.

IVA

¿Cómo funciona el IVA?

El Impuesto al Valor Agregado se lo denomina un impuesto en cascada, debido a que cada ciclo productivo se lo traslada al siguiente, hasta llegar al consumidor final, quien corta la cadena de traslado.

Para mantener al IVA como un impuesto al consumo, existe un mecanismo de compensación a través del cual los débitos generados por la venta de productos pueden pagarse por medio del IVA que se paga al realizar la compra de insumos o el pago de servicios a terceros.

Excluyendo al consumidor final, para el resto de los integrantes del ciclo comercial, el efecto del IVA debería ser neutro considerando los IVA de compras y ventas. Esta neutralidad se rompe en la medida que:

  • el fisco implementa sistemas de retenciones anticipadas al depósito de débito fiscal,
  • largos períodos de saldo a favor debido a la estacionalidad inherente a la actividad, produciendo esto un costo financiero adicional.

Uno de los mayores problemas que causa a una empresa este impuesto, es la retención de capital por un tiempo determinado , con el consecuente aumento del costo oportunidad . Todos (adultos, niños o jubilados), cuando compramos algo o contratamos un servicio, pagamos este impuesto ya que somos los consumidores finales.

¿Cuándo inscribirse al IVA?

Cuando se inicia una actividad comercial es necesario analizar la situación para definir el encuadre frente a este impuesto. Algunos de los aspectos a considerar son la estructura societaria de empresa, la situación de clientes y proveedores frente al IVA, el tipo de productos o servicios a vender, los volúmenes de venta esperados, etc. La forma de inscripción ante el IVA define el tipo de factura que puede emitirse y la forma de pagar el impuesto.
La opción más simple, es la de registrarse como monotributista. En este caso, el IVA resulta incluido en el pago fijo mensual que se realiza según la categoría. De esta forma, no requiere liquidación ni facturación discriminada. Pero en algunos casos, como el de comercios con volúmenes de compras significativos, este encuadre puede afectar la rentabilidad.
Las empresas que superan los límites del monotributo o tienen compras importantes deben inscribirse en este impuesto, de forma de separarlo de sus costos. Cuando un “Responsable Inscripto” hace una compra, pide discriminado el IVA a sus proveedores mediante la solicitud de una Factura A; cuando vende, realiza la discriminación en la factura que entrega a sus clientes. Mensualmente, quien está inscripto en el IVA debe depositar al fisco la diferencia entre ambos montos. El impuesto así pasa por la cadena de valor hasta llegar al consumidor final, lo que en teoría implica que no hay impacto económico en la empresa debido a que la AFIP devolverá el IVA que se cobró de los clientes menos el IVA que se pagó a los proveedores.
Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. No dudes en comunicarte si tenés pensado realizar una operatoria con cheques!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario