¿Cuáles son los mejores negocios de 2018?

El año recién comienza y hay que tener en cuenta distintos factores para saber en qué negocios son los que tienen previsto un crecimiento para este 2018 teniendo en cuenta la recuperación económica y las reformas en marcha modificarán el curso de varios mercados y negocios.
El diario Clarín publicó un artículo donde se refleja en los pronósticos de diferentes analistas, economistas, empresarios y ejecutivos para este año. Desde Cheques de Terceros les explicaremos cuales son los negocios que van a brillar en el 2018 y por qué:

Automotriz: con la mira en Brasil

En este 2018 se espera que la reactivación de Brasil traccione las exportaciones y la producción automotriz de la Argentina. Para la industria automotriz, la demanda brasileña es clave. “Cada punto del PBI representa el 10% de la producción local de autos”, grafica Pérez Duhalde gerente de Análisis Económico de Abeceb.
A su vez y a nivel local, el sistema financiero ofrece tasas de interés positivas para comprar un automóvil. En este sentido, los concesionarios creen que es posible superar el récord de 970.000 unidades vendidas en 2013. “El piso es 950.000, pero es posible alcanzar el millón si es que se dan ciertas condiciones”, dijo un vocero del sector. Sin embargo, los fabricantes son más cautos. “No estamos lejos: hay más estabilidad en la economía, están los créditos UVA y hay mucha financiación directa de las marcas”, opina Marcelo Klappenbach, un alto ejecutivo de Nissan.
ADEFA proyecta un incremento de la producción este año, de entre 10 y 15%. Ese volumen, igual, no compensaría el desequilibrio en el intercambio comercial con Brasil, pero “la recuperación de Brasil es clave para todos”, dice Klappenbach.

Agroindustria:

En este sector hay varias variantes a tener en cuenta, primero que pese a las inundaciones del 2017, se estima que habrá cosecha récord para la temporada 2017/2018. A esto hay que sumarle que este negocio se vió beneficiado por la baja de en las retenciones y la suba del tipo de cambio.
La actividad de la agroindustria se refleja en otros sectores. Elizondo, de DNI, resalta el derrame del campo hacia otros rubros. “Los principales clientes de los bancos son las cerealeras”, puntualiza el economista. Y agrega: “El agro genera externalidades y le da impulso a la maquinaria, agroquímicos, servicios profesionales y la industria automotriz, entre otras”. De hecho, las fábricas de autos prevén una recuperación en el nivel productivo, precisamente por el aumento en la demanda de pick ups, su especialidad.

Reactivación de la construcción:

Es este rubro, Elizondo destaca la reactivación de la construcción y la venta de propiedades, con un vuelco progresivo de la obra pública (“un amesetamiento”) a las obras privadas. El principal estímulo es el boom de los créditos hipotecarios, cuyos efectos son retardados. “La construcción es una de las estrellitas. La actividad aumentó 12,8% el año pasado y proyectamos 9,1% para 2018”, dice Pérez Duhalde. Y añade que la venta de cemento y asfalto están en sus máximos históricos: “Es récord”.
El boom de las hipotecas modificó sustancialmente toda la cadena de valor vinculada al negocio del ladrillo. La construcción privada, dicen los analistas, apuntan al cliente final y no a los inversores. Y este año se espera una mayor ofertas de viviendas nuevas, que compensaría el amesetamiento de la obra pública.

Electrodomésticos:

Las ventas promedio aumentaron entre 10 y 12% en el 2017 y prevén una suba similar para el año que viene, con el impulso de categorías clave, televisores (recambio tecnológico por el efecto Mundial), celulares, computadoras y productos de la línea blanca, principalmente heladeras, cocinas y lavarropas teniendo en cuenta el crecimiento inmobiliario del punto anterior.
Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. No dudes en comunicarte si necesitás realizar alguna gestión con cheques!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario