¿Qué recargo impositivo tienen los cheques emitidos y depositados?

Entre los impuestos que se quieren modificar está el impuesto al débito y crédito, o como se conoce comúnmente, el impuesto al cheque. En este artículo trataremos de ver este impuesto como algunos otros gastos que son parte del recargo impositivo que tienen los cheques emitidos.

¿Qué gastos impositivos tienen los cheques?

Un de los temas a tratar en la modificación del sistema tributario es qué sucederá con el Impuesto a los débitos y créditos. Este impuesto establece que las entidades bancarias cobrarán el 0,6% de cada vez que depositamos un cheque. Este porcentaje se le cobra tanto al librador como al beneficiario. En caso de depositar un cheque, el descuento para el fisco será de 1,2 por ciento.

Por lo tanto, cada entrada o salida de dinero en las cuentas bancarias sufre un descuento del 0,6% del monto operado. En un caso hipotético, si tenemos un cheque emitido por $10.000,00 el banco le descontará al librador de su cuenta dicho importe más el correspondiente al impuesto al cheque, en este caso: $600. Por su parte, el beneficiario cuando deposite el cheque se encontrará que le acreditará plata de menos porque ya le descuentan el importe del valor del impuesto, entonces, en este caso, recibirá $9.400. Si bien la norma no es clara, en su párrafo inicial habla de cuentas corrientes pero luego a lo largo de su redacción sólo hace alusión a la palabra cuenta, por lo tanto, en su aplicación diaria solo se aplica sobre las cuentas corrientes.
Por otro lado, en las cuentas corrientes se suman los gastos por los servicios prestados por los bancos.

Estos costos son arreglos que realiza el cliente con la institución con la que trabaja. Algunos de los gastos que nos podemos encontrar es por la solicitud de chequeras o por la emisión de resúmenes.

emitidos y depositados

 

¿Qué pasa si no tengo plata para cubrir un cheque emitido?

Así como tiene un costo el depositar un cheque, el emitir un cheque sin fondos tiene un costo aún más alto. Es por este motivo que es importante saber que según lo establecido en la Ley 25.730, desde el 01/04/03 los cheques rechazados por falta de fondos o defectos formales se les aplica una multa del 4% del valor del mismo con un mínimo de $100 y un máximo de $50.000.

Otro dato a tener en cuenta al respecto de está multa es que existe la posibilidad de reducirla en un 50% si se cancela el cheque en los 30 días posteriores al rechazo.

Los fondos recaudados serán transferidos al BCRA y destinados a programas de ayuda a personas con discapacidad.

Esta misma ley establece que aquellas multas no abonadas dentro del plazo de 30 días, hacen pasible al cliente titular/es de la cuenta de sufrir una sanción adicional que es la inhabilitación para operar en una cuenta corriente. Para más información sobre las perjuicios posibles por un cheque rechazado, te recomendamos leer el artículo ¿Cuáles son las sanciones de emitir un cheque sin fondos?.

Esperamos que este artículo haya sido de su interés. Esperamos sus consultas o dudas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario