Cheques- impuesto al cheque

Alguna vez te pasó que depositaste un cheque y cobraste menos de lo que esperabas porque te aparece debitado un importe bajo la leyenda “GRV L25413DB” o “GRAVAMEN LEY 25413 S/CRED”? Si querés saber a qué corresponde, te invitamos a seguir leyendo este artículo:

¿Qué es el impuesto al cheque?

El impuesto a los créditos y débitos en cuentas bancarias (También conocido como “impuesto al cheque”), es uno de los tributos más resistidos por la ciudadanía en general. Su aplicación estuvo fundada en la emergencia económica y social de 2001, de la mano de Domingo Cavallo, y se implementó a través de la Ley de Competitividad Nº25.413. Un año más tarde se estableció un régimen de coparticipación de los ingresos que generaba: el 70% para la Nación y el 30% restante para las provincias.

El impuesto al cheque es un tributo a los créditos y débitos bancarios que nos aplican directamente en nuestra cuenta corriente del banco. Las únicas excepciones a este régimen son las acreditaciones de haberes, jubilaciones y pensiones ni las extracciones que se realicen a su respeto. La propia ley excluye, además, al Estado Nacional, Provincial, Municipal y a las reparticiones que funcionan en cada una de sus respectivas jurisdicciones.

¿Para qué sirve el dinero recaudado? En su artículo 3º, la ley establece que el producido de este impuesto queda afectado a la creación de un Fondo de Emergencia Pública que administrará el Poder Ejecutivo nacional con destino a la preservación del crédito público y a la recuperación de la competitividad de la economía, otorgándole preferencia a la actividad de las pequeñas y medianas empresas.

 cobertura de Pérdida Total

¿Cuánto hay que abonar por el impuesto al cheque?

Después de saber todo esto la pregunta del millón que nos hacemos todos es: ¿Cuánto es el impuesto al cheque? A través de este tributo, el Estado recauda el 0.6% de cada cheque que se deposita y otro 0.6% del que se cobra. Por lo tanto, es un tributo a los créditos y débitos bancarios, que encarece el 1,20% por ciento el monto que se bancariza.

Vamos a ver un caso práctico, si tengo que depositar un cheque por $10.000, el banco me cobrará $6 por acreditaro en mi cuenta y $6 al emisor del cheque por haberlo emitido. Entonces, el estado recauda $12 en concepto de “impuesto al cheque“ por la transacción de $10.000.

Debemos tener en cuenta que recientemente el gobierno publicó en el decreto 485/2017 una modificación donde establece que ya no pagarán el impuesto al cheque todas las transferencias de dinero que se realicen por medios electrónicos. El beneficio lo verán quienes realicen transferencias bancarias a través de dispositivos móviles, billeteras virtuales y canales electrónicos como las cuentas de “home banking”. Esta medida va en consonancia a la medida tomada de que a partir del año que viene no se podrán pagar los impuestos en efectivo, para aumentar la bancarización y evitar el manejo de efectivo.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. No dudes en comunicarte si surge alguna consulta sobre la operatoria con cheques.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario