Cambio de cheques de terceros: una opción rápida para conseguir efectivo

En la operatoria diaria de cheques existen dos tipos de chequeras, los cheques comunes y los cheques diferidos. Los primeros son pagaderos el día de su presentación (no puede exceder de 30 días contados desde su emisión). Por lo tanto, se cobran a partir de la fecha de confección del cheque. Aquí es donde radica la principal diferencia con el segundo tipo de chequeras, puesto que los cheques de pago diferido implican una orden de pago diferida, librada por un plazo de entre 1 y 360 días desde su emisión (en este caso también hay un plazo máximo de 30 días para presentar el cheque desde la fecha de vencimiento fijada por el librador para el pago).

Por lo tanto, los cheques diferidos implican un pago a futuro. Por ejemplo, yo confecciono un cheque el día 4 de marzo pero quiero que se cobre a partir del 1 de abril, el cheque diferido es el instrumento en el cual asumimos el compromiso de pago, es este caso a partir de los primeros días de abril mi banco podrá descontar de mi cuenta corriente los fondos.

Sin embargo, cuando tenemos un cheque diferido pero no podemos esperar hasta la fecha de cobro porque necesitamos con anticipación el dinero podemos recurrir al cambio de cheques de terceros. Este instrumento nos permite acceder de inmediato al dinero sin importar si el cheque es o no no al orden.

En resumen, el mayor beneficio del cambio de un cheque de terceros es poder acceder rapidamente a fondos sobre los cheques que posea en su cartera. De esta forma, podrá contar con efectivo de una forma rápida y sencilla.

 

¿Cómo se hace para cambiar el cheque de terceros?

La operatoria es muy simple. La persona que cuenta con el cheque pos datado debe acercarse a la entidad financiera en la que realizará el cambio. Dicha entidad asume la responsabilidad de adelantar los fondos al portador del cheque y una vez que llega la fecha de cobro del mismo, se encarga de cobrarlo al banco del emisor.

Para poder avanzar con este procedimiento, la entidad financiera nos pedirá que completemos unos formularios, la presentación del documento para acreditar la identidad y se entregará el cheque que se quiere cobrar.

¿Cómo puedo cobrar el cheque?

El cobro puede hacerse en efectivo, la entidad financiera entregará el importe indicado en el cheque. Por lo general, se utiliza para pequeñas cantidades, en caso de que sean grandes se debe avisar a la entidad con antelación para que tengan preparado el dinero.

Como segunda opción, el cheque se puede cobrar en cuenta. Es decir, se deposita el importe en la cuenta corriente del beneficiario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario