¿Cómo cambiar un cheque en 5 fáciles pasos?

Ya sea que tengas una cuenta bancaria o no, cobrar un cheque es una tarea fácil y sencilla. Si el cheque no es al día pero necesitamos el efectivo, podemos cambiarlo de manera rápida para hacernos del dinero. Si  quieren aprender a hacerlo, les recomendamos que sigan los pasos a continuación:

  1. Verifica la información del cheque: Al recibir un cheque es importante verificar toda la información que lo componen. Es aconsejable solamente trabajar con cheques con personas que son de confianza y que podemos llegar a contactar nuevamente si es que hay algún inconveniente. Si es un cliente que no estás seguro que vas a volver a ver, lo mejor es pedir un pago en efectivo.

 

En el caso de tener un cheque, hay que asegurarse de que cuente con la siguiente información:

  • Nombres, apellidos y dirección correctos de la persona que te haya girado el cheque.
  • Información de contacto de la persona que haya girado el cheque para que puedas hablar con ella si tienes un problema para cobrar el dinero.
  • Nombre de un banco legítimo desde el cual se tuvo que emitir el cheque.
  1. Verifica donde conviene realizar el cambio del cheque: Recomendamos antes de ir al primer banco o financiera que nos crucemos que nos asesoremos en las distintas entidades y verifiquemos los gastos que nos van a cobrar. Hay veces que los tiempos apremian y no se puede realizar esta tarea pero debemos tener en cuenta que todos los gastos, por lo general, se deducen del importe a pagar del cheque. Por lo tanto, cuantos menos gastos tengamos, más efectivo vamos a recibir.
  2. Endosar el cheque: Para endosar el cheque, solo se tiene que voltearlo y firmar debajo del recuadro que es para completar por el banco. El endoso debe contener:
  • Si es persona física, sus nombres y apellidos completos y documento de identidad.
  • Si es persona jurídica, denominación o razón social de la misma y el carácter que invoca para representarla.
  1. Completar formularios: El cambio del cheque implica un “pago anticipado” en el caso de los cheques diferidos. Si vamos a realizarlo en el banco con el que trabajamos usualmente o en una entidad financiera no bancaria seguramente nos pedirán que completemos una serie de formularios donde se incluye la información del cheque que queremos cambiar.
  2. Cobrarlo: Finalmente, llegamos al último y tan deseado paso. Para cobrar el cheque cambiado podemos hacerlo de dos formas, podemos pedir que nos lo depositen el valor del cheque en nuestra cuenta o que nos entreguen el efectivo en mano. Como decíamos más arriba, debemos tener presente que se deducirá del importe total del cheque todos los gastos de la transacción.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario