3 errores usuales al usar cheques

A continuación les presentamos el top tres de errores que se comenten al momento de utilizar cheques, tomá nota y evita caer en cualquiera de estas equivocaciones:

  •  Los principales casos de rechazos de cheques radican en los errores que se presentan al escribir la información necesaria para el cobro como datos del emisor o el cobrador, diferencias entre el monto expresado en letras y números, faltas de ortografía, error en el nombre de la sucursal bancaria, entre otros. Es por esto que recomendamos ser 100% cautelosos y revisar la información proporcionada. La letra debe ser legible para evitar inconvenientes en la cobranza.

Si el cheque presentara errores en algunos campos, no es necesario cancelarlo ya que existen ciertas soluciones para corregirlo, dependiendo el error.

Si el error es porque la fecha fue mal detallada o por falta de ortografía, se deberá escribir en el dorso la aclaración de esta forma: “digo…”, seguido del dato que se quiere corregir y agregando la firma debajo.

  • En segundo lugar encontramos al endoso como un punto clave a tener en cuenta a la hora de presentar cheques ya que si el mismo está mal endosado no será aceptado por el banco. El endoso se debe hacer en el revés del papel y en cualquiera de los dos márgenes superiores pero siempre se debe respetar el ordenamiento. Es decir, la segunda persona que realice el endoso lo deberá hacer en el mismo lado. En caso contrario, no se sucederán los endosos y el cheque será rechazado. Es importante tener en cuenta que los cheques comunes se endosan una sola vez mientras que los de pago diferido se pueden endosar hasta dos veces.

El riesgo de endosar mal un cheque es que si es un cheque de un cliente que no tenés un trato diario, quizás después de que te rechacen el cheque, no quiera darte uno nuevo, o no lo puedas volver a contactar. Para quien emite el cheque, que lo rechacen por falta de endoso o por un endoso mal realizado, no significa ningún tipo de penalización ni multa.

  • Por último, el plazo de cobro es otro de los errores más usuales cometidos al usar cheques. Para evitar el rechazo de cheque por este motivo hay que saber que los cheques comunes tienen una vigencia de 30 días a partir de la fecha que fueron emitidos y los cheques de pago diferido vencen a los 30 días de la fecha establecida para su pago.

Por lo tanto, si tenés cheques a cobrar, no te duermas en los laureles! Tenés 30 días para depositarlo! Una vez pasado ese plazo vas a tener que pedirle a quien emita el cheque que te lo cambie por uno que tenga un plazo vigente.

Toma nota de todos estos errores y evitalos para no retrasar tus cobranzas!